Ante tanta desolación, Félix dijo ‘querer irse’ con los vencejos a las alturas para siempre

Vencejo por Pierre Deom

 

En el post anterior anunciábamos que el 13 de abril llegan los vencejos al centro peninsular. Recordábamos la alegría que le inspiró desde la cuna este fenómeno a Félix Rodríguez de la Fuente. Y resaltamos cómo el añorado amigo de la vida libre y salvaje admiraba a estas aves que nunca se posan, como si no quisieran jamas pisar la tierra donde los humanos se pisan unos a otros y, en particular, a todo lo que es libre y silvestre.

En España el DDT se usó ampliamente desde los años cincuenta del siglo XX hasta los setenta. En 1977, dos años después de su llamada de alerta sobre los pesticidas, en la que Félix dice estar cansado de este miserable mundo donde ya no hay cabida para los vencejos y demás vida salvaje, el DDT se prohibió. Pero se incrementó el de los demás pesticidas. Un estudio publicado en la revista Nature en 2014, afirma que entre 1990 y 2011 los pesticidas contribuyeron a la desaparición de 10 millones de golondrinas, un 35% de la población europea de este pariente del vencejo, con lo que cabe extrapolarle ese mismo impacto, al igual que a otras especies, como la codorniz, el sisón o la calandria.

La bióloga estadounidense Rachel Carson dio la voz de alerta en 1962 con el libro “Primavera silenciosa”, denunciando los campos cada vez más vacíos de vida. Pasado medio siglo podemos estar ante una situación similar: campos silenciosos, sin insectos ni aves debido al uso de nuevos agroquímicos. Félix fue un hombre alegre, vital y optimista, en los miles de documentos y grabaciones que hizo. Pero fue precisamente al final de una grabación dedicada a los vencejos, donde dejó esta premonitoria y dramática reflexión:

“Estamos llenando el mundo de porquería y de veneno. El DDT con el que acabamos con las moscas y los mosquitos. El DDT, con el que tratamos que nuestras cosechas sean más abundantes, para que coman más bocas, para que la máquina humana sea más grande, más inmensa –yo no diría que mejor– ese DDT se acumula en los cuerpecillos de los insectos que comen los vencejos. Los vencejos se acabarán un día u otro, a medida que nuestra atmósfera, a través de su plancton aéreo, los insectos voladores, se vaya saturando de DDT.”

“Estuve este verano en mi pueblo, y en muchas de las casas por las que pasaban las bodas de los vencejos, ya no había bodas. En muchas grietas de la vieja muralla, levantada ya en el siglo XI, y antes muro de un castro romano, donde seguramente no dejaron de meterse los vencejos desde que pusieron la primera piedra, ya no había prácticamente vencejos. Unos pocos, en la torre de la iglesia, en algunas viejas fachadas, con las vigas al aire, bien orientadas.”

“¿Qué podrán ver nuestros niños, cuando ya no haya en el aire bodas de vencejos? ¿Qué podrán ver cuando ya no haya pájaros insectívoros? ¿Qué clase de mundo estamos fabricando para nuestros hijos?”

“¿Es que las discotecas, el deporte convencional, (el fútbol), el urrísono mundo con el que pretendemos sustituir a la naturaleza, van a avizorar su pupila, a afinar su oído y a engrandecer su alma? Mucho me temo, queridos amigos, que no.”

“Por eso, les confieso, desde aquí, que no me importaría nada marcharme dentro de unos años, con el último vencejo. A dormir también volando, allá arriba, a 1.500 metros de altura, a donde es posible que no lleguen los ruidos, ni la contaminación, ni las preocupaciones, ni las injusticias de los hombres.”

Cuatro años y medio después de este doloroso y raro comentario de tristeza y desánimo en Félix, el 14 de marzo de 1980 los cada vez más escasos vencejos que sobreviven a tanta desolación volaban a toda velocidad camino de España. Rodríguez de la Fuente volaba también ese día en una avioneta, que inexplicablemente capotó. Su cuerpo quedó sobre la nevada Alaska, pero su espíritu lobuno, rebelde, salvaje, se integró en un bando de vencejos y tal vez se quedó a 1.500 m de altura donde alejarse para siempre del polvo contaminado de la insidia humana que domeña la tierra.

Vencejo por Pierre Deom2

 

 

Vencejo por Pierre Deom2

 

 

 

 

Bibliografía:

http://enabio.blogia.com/2010/061307–se-ha-dejado-de-usar-el-ddt-.php
http://scielo.isciii.es/scielo.php?pid=S0213-91112004000800003&script=sci_arttext
http://www.seo.org/2014/08/26/los-pesticidas-neonicotinoides-afectan-a-las-aves/
http://www.estrelladigital.es/articulo/espanha/silencio-pajaros-y-insecticida-bayer/20140720102920204464.html

Dibujos © Pierre Deom, extraídos de los cuadernos de “El Cárabo” sobre los vencejos. http://www.biodivers.com/carabo.html
Se pueden adquirir solicitándolos en el e-mail: carabo56@gmail.com

La cinta original sobre los vencejos de F. Rodríguez de la Fuente en Radio Nacional de España, programa “La Aventura de la vida” en la que dejó este mensaje:  http://www.rtve.es/alacarta/audios/la-aventura-de-la-vida/aventura-vida-vencejos-ii/1786919/

Publicado en Conservación, El Cárabo, Félix Rodríguez de la Fuente, PodCast de Altotero | Etiquetado , , | Deja un comentario

¡Mira al cielo! han llegado ¡Los vencejos!

Vencejos Arqueros del cieloEl día 1 de este mes de abril entraban los primeros bandos de vencejos por el Estrecho de Gibraltar, y el 13 se apoderaron del cielo en el centro de la Península ibérica. ¡La alegría inunda ya el corazón de los que miren a las alturas al oir sus chirridos! Vencejo por Pierre Deom

Su mensajero, Félix Rodríguez de la Fuente, nos dejó deliciosas descripciones de ellos. Pincha los enlaces de audio de este post y lo escucharás. Transcribo sus comentarios por si no tienes tiempo… ¡A ver ese arte de la lentitud!… de oir las cintas.

“Curiosamente, el pájaro más extrordinario del mundo no vive en el Amazonas, ni en ninguna lejana y misteriosa selva virgen. Tal vez mañana lo tengas cerca de tu tejado. Cuando salgas a la calle, mira al cielo: ¡Los vencejos están a punto de llegar!” Todo sobre los vencejos en los cuadernos El Cárabo, nº 66 y 67.”

“Curiosamente, el pájaro más extraordinario del mundo no vive en el Amazonas, ni en ninguna lejana y misteriosa selva virgen. Tal vez lo tengas cerca de tu tejado. Cuando salgas a la calle, mira al cielo: ¡Los vencejos han llegado!” Extractos de los números sobre los vencejos de los cuadernos de la naturaleza “El Cárabo”, nº 66 y 67.”

Este post de bienvenida a los vencejos se elaboró además de con textos propios y de Félix, con dibujos y notas  de la obra de otro gran divulgador de la naturaleza, Pierre Deom, quien dedica  dos deliciosos cuadernos de la naturaleza “El Cárabo”  al “Arquero del cielo”.

El sonajero que arrulló a Félix en su cuna

A Doña Marcelina le gustaba colocar la cuna cerca de la ventana para que le llegaran a su rorro los tibios rayos de sol de la mañana. Al cumplir un mes, Felisín empezó a escuchar chirridos sobrecogedores a través de los finos cristales. Su habitación estaba situada en la segunda planta, inmediata al tejado. Nunca, en las cuatro semanas que llevaba con los ojos bien abiertos, había visto y oído cosa igual. Unas sombras extrañas, negras, barrían una y otra vez el trozo de cielo azul que vislumbraba desde su cesto de Moisés. Aquellas sombras, con forma de arco, de hoz, emitían silbidos agudos y chirriantes. En lugar de asustarse, el bebé pataleaba y ronroneaba cada vez que los apretados bandos de manchas negras sobrevolaban el cristal de su ventana como escuadrillas de combate al ataque.­

Ficha técnica del vencejo:  Peso: la máquina volante pesa 42 g peso el doble que una golondrina. Longitud: 16 cm. Envergadura: 42-48 cm.  casi medio metro, que barbaridad.  Timón: de dirección de geometría variable, con posición de gran velocidad, de caza, de viaje, de frenado brutal y de viraje acrobático. Alas: con forma de hoz, o de sable de abordaje.  Fuselaje: en forma de torpedo.  Motor: musculatura de muy alto nivel.

Ficha técnica del vencejo:
Peso: la máquina volante pesa 42 g peso el doble que una golondrina.
Longitud: 16 cm.
Envergadura: 42-48 cm. casi medio metro.
Timón: de dirección de geometría variable, con posición de gran velocidad, de caza, de viaje, de frenado brutal y de viraje acrobático.
Alas: con forma de hoz, o de sable de abordaje.
Fuselaje: en forma de torpedo.
Motor: musculatura de muy alto nivel. Todos los dibujos y notas de los mismos de este post están sacados los cuadernos 66 y 67 de la revista “El Cárabo”. Autor ©Pierre Deom.

“Ya ves”, decía la mamá. “No le asusta el jaleo de los pájaros, al contrario, parece que le gusta”.

– “Menos mal; con el estruendo que arman. Este año parece que han venido más que nunca. El alero se va a llenar de nidos”, asentía Don Samuel.

Los padres de Félix habían acomodado al bebé desde el 14 de marzo de 1928 en que nació en su habitación. Él mismo lo narró, 45 años más tarde:

“Pasaban las bandadas de los rapidísimos y oscuros pájaros lamiendo las paredes de yeso con las vigas al aire de las casas de Poza de la Sal”, recordaría más tarde.

Fueron los vencejos el sonajero que tuvo Felisín hasta su quinto mes de vida. No sabían sus padres que aquellos seres alados estaban troquelando un alma destinada a difundir a los cuatro vientos el mensaje de la existencia. Un código, el gritado por aquella algarabía, que está grabado en piedras, en los seres, en las leyendas, en el paisaje estepario del páramo barrido por los vientos. Las vocales del mensaje, las primeras notas de la partitura, se las enseñaron los vencejos.

Probablemente detectaran que el que acababa de nacer iba a saber leer ese código secreto que ellos y el resto de los seres encierran. Que aquel niño encarnaría un hombre de espíritu paleolítico que alguien, o algo, la memoria, o lo que sea, incrustado en la energía y por ende en los genes, cuida de que sobreviva para que la llama del pacto no se apague. Que pueda reavivarse para reconducir la vida inteligente a su único fin posible, que es entenderse consigo misma y con su entorno. Porque extinguirse por torpeza, romper por falta de cordura ese hilo invisible surgido en este planeta hace tres mil millones de años, no es ningún destino, es un insulto a la misma inteligencia.

“Una carrera de vencejos se inicia casi siempre cuando un miembro de la banda, no importa cuál, pasa a toda velocidad sobre uno de sus vecinos aullando. A continuación es la locura general. Todos los arqueros del barrio se lanzan en una persecución estridente a ras de las casas; cogen una calleja en fila, y luego otra, y después otra! hasta que bruscamente, sin poner intermitentes, la tropa vira en ángulo recto y se lanza, cual ráfaga de misiles, a través de una estrecha callejuela. Cinco o seis veces seguidas, los arqueros dan, de tal manera y a toda velocidad, la vuelta completa al barrio. Luego de repente, y de forma completamente imprevisible, se separan sin gritar y cada uno vuelve rm silencio a sus asuntillos.”

“Una carrera de vencejos se inicia casi siempre cuando un miembro de la banda, no importa cuál, pasa a toda velocidad sobre uno de sus vecinos aullando. A continuación es la locura general. Todos los arqueros del barrio se lanzan en una persecución estridente a ras de las casas; cogen una calleja en fila, y luego otra, y después otra! hasta que bruscamente,  la tropa vira en ángulo recto y se lanza, cual ráfaga de misiles, a través de una estrecha callejuela. Cinco o seis veces seguidas, los arqueros dan, de tal manera y a toda velocidad, la vuelta completa al barrio. Luego de repente, y de forma  imprevisible se separan sin gritar y vuelven en silencio a sus asuntillos.”

Sus primeros heraldos fueron las veloces aves que una y otra vez desfilaban apelotonadas ante su ventana, emitiendo sonidos ancestrales. “Cuántas cosas debieron de decirnos los vencejos a los niños de los pueblos con sus voces africanas.”

Vencejo por Pierre Deom2Las acrobacias de los vuelos rasantes en las calles acompañaron al bebé hasta los últimos días de julio.

“Puede permitir mantenerse en el aire 7000 horas sin escalas. Entre su marcha del país a finales de julio y su vuelta en abril del año siguiente, no se posa jamás.”

“Puede permitir mantenerse en el aire 7000 horas sin escalas. Entre su marcha del país a finales de julio y su vuelta en abril del año siguiente, no se posa jamás.”

Sólo años después averiguó el porqué del silencio que se produjo a mitad de verano. Por esas fechas, los vencejos emigran a sus cuarteles de invierno en África. La ausencia de los seres rebosantes de vitalidad, provocaron una añoranza que le acompañaba cada vez que un bando sobrevolaba su cabeza, e invariablemente se preguntaba: ¿De dónde vienen? ¿A dónde irán?, suscitándole ganas de ir tras ellos. Así lo narró:

“Si yo me pusiera a analizar entre las vivencias de mi infancia neolítica, de pueblo agrícola y pastor de la provincia de Burgos, de pueblo colgado de las agrestes laderas que bajan desde el más alto páramo de la Península. En mi infancia feliz, construida sobre historias de lobos, vuelos de águilas, sobre mirar y admirar atónito a las criaturas que constituían mi entorno, uno de los personajes que nunca podré olvidar es el vencejo.”

“Los vencejos, en aquellas casas medievales, viejas, preciosas, maravillosas, que yo pienso que no se cómo se puede permitir que se deterioren, de la villa de Poza de la Sal. En aquellas viejas tejas, en las vetustas fachadas, llenas de oquedades, de resquicios, de rinconeras, se metían los vencejos de manera llamativa cuando con ojos atónitos les contemplaba en mi infancia.”

“Apenas están 100 días en Europa, lo justo para criar a sus pollos, ni una hora más. Llegan de África a mediados de abril es y se van a partir del 20 de julio. A finales de agosto ya casi todos han ido”.

“Apenas están 100 días en Europa, lo justo para criar a sus pollos, ni una hora más. Llegan de África a mediados de abril es y se van a partir del 20 de julio. A finales de agosto ya casi todos han ido”.

“Decíamos entonces los niños que ‘había boda’ entre los vencejos, porque aquellos grupos numerosos, chirriantes, como ebrios de luz, de vida, de libertad, levantando su vocerío incalculable, nos recordaban a nosotros a las bodas de mi pueblo, que tampoco eran mancas, donde otra turbamulta, no precisamente ornítica, atravesaba las calles y las plazuelas a los acordes de las bandas de música. Las bodas del vencejo. Cuántos ratos, tendido con el vientre al sol en las eras de mi pueblo coronadas por viejas tejas en las que se metían los vencejos.”

“Un estudio de los vencejos de Gibraltar calculó que, entre todos los que sobrevuelan la ciudadela, capturan al día… 18 millones de insectos.”

“Un estudio de los vencejos de Gibraltar calculó que, entre todos los que sobrevuelan la ciudadela, capturan al día… 18 millones de insectos.”

“Yo me olía que los vencejos se traían algo entre alas. Me parecía que aquellos pájaros chirriantes, velocísimos, que se perseguían en el aire y a los que resultaba muy fácil ver, por ejemplo, desde la claraboya de mi casa, que dominaba muchos tejados, debían ser distintos a aquellos otros pájaros de villorrio, de menos alcurnia, como los gorriones, incluso los pinzones y las bonitas lavanderas, que se posaban con frecuencia y movían con relativa torpeza sus cortas alas. No tenían nada que ver con el rápido, raudo, fascinante y velocísimo vuelo de los vencejos, que no se posaban jamás. Que se limitaban a entrar en tromba para colarse bajo las tejas viejas cubiertas de líquenes y de gloria o en las grietas de la muralla de Poza de la Sal.”

“Mientras comen y comen copa los vencejos pueden llegar a subir a veces muy alto en el cielo: hasta 900 m 1000 m incluso en 1200 m sólo cuando los insectos empiezan a estar muy diseminados abandona la caza y se dejen caer en dirección a una pradera de vacas.”

“Mientras comen y comen copa los vencejos pueden llegar a subir a veces muy alto en el cielo: hasta 900 m 1000 m incluso en 1200 m sólo cuando los insectos empiezan a estar muy diseminados abandona la caza y se dejen caer en dirección a una pradera de vacas.”

Vencejo por Pierre Deom4 “Ya de muy pequeño aprendí que los vencejos cazan moscas y mosquitos, y también pequeños coleópteros voladores. Porque, en ocasiones –llevados por una tendencia casi inevitable en el niño rural español, que seguramente era un eslabón más en una vieja cadena cuyo origen se pierde en la noche de los tiempos, que es la tendencia depredadora– nos

“Un juego particularmente curioso del arquero es que ejecuta rulos en el aire y se pone a volar de espaldas. Sin previo aviso báscula en pleno vuelo y boom se pone del revés y continúa volando, como si cualquier cosa, de espaldas, solo para hacerse el interesante. Tras 3 o 4 trazos rápidos. ¡alejop! se vuelve a enderezar y el rumbo del revés solo ha durado unas décimas de segundo.”

“Un juego particularmente curioso del arquero es que ejecuta rulos en el aire y se pone a volar de espaldas. Sin previo aviso báscula en pleno vuelo y boom se pone del revés y continúa volando, como si cualquier cosa, de espaldas, solo para hacerse el interesante. Tras 3 o 4 trazos rápidos. ¡alejop! se vuelve a enderezar y el rumbo del revés solo ha durado unas décimas de segundo.”

subíamos a un tejado, o nos colábamos por los recovecos del campanario y llegábamos a poner la mano sobre algún nido de vencejos. Los pajarillos que cogíamos en nuestras andanzas –y por Díos, que no nos imite ningún niño actual– estaban destinados a sazonadas fritangas. Y como nosotros mismos desplumábamos y limpiábamos los pájaros, exactamente igual a como lo harían en su día los niños del Paleolítico, llegábamos a ver que en el buche de los vencejos había cantidad de moscas y de mosquitos. En pueblos tan ricos en vida como los de la España rural, en un pueblo donde los niños de la escasa clase media merendábamos pan con mantequilla, azúcar y moscas, esta particularidad de que los vencejos se alimentaran de aquellos molestos insectos, hizo cobrar a estas aves una entidad todavía más importante y sofisticada ante mis ojos infantiles. De alguna manera, trataban de librarnos de las moscas, cosa que ya es decir, y de agradecer, en un pueblo de Castilla.“

“Su método de caza es, a 40 o 50 km/h, abrir la inmensa boca como un pez volador y tragar casi todo lo que le cae en el pico. Se ha establecido que captura más de 500 especies diferentes de insectos. incluidas las arañitas que viajan por los cielos colgadas en el extremo de sus hilos.”

“Su método de caza es, a 40 o 50 km/h, abrir la inmensa boca como un pez volador y tragar casi todo lo que le cae en el pico. Se ha establecido que captura más de 500 especies diferentes de insectos. incluidas las arañitas que viajan por los cielos colgadas en el extremo de sus hilos.”

Vencejos16

“¡Y si te dijera que se ha cronometrado la velocidad de algunos vencejos a… 160 km/h!”

 

 

 

 

 

 

 

 

 

(NOTA:Puedes solicitar los cuadernos de “El Cárabo” sobre los vencejos y otros, en: http://www.biodivers.com/carabo.html o al e-mail: carabo56@gmail.com

La cinta original sobre los vencejo de FRF en Radio Nacional de España, programa “La Aventura de la vida” está en dos cintas: 1ª: http://www.rtve.es/alacarta/audios/la-aventura-de-la-vida/aventura-vida-vencejos/1617693/
y 2ª: http://www.rtve.es/alacarta/audios/la-aventura-de-la-vida/aventura-vida-vencejos-ii/1786919/

Vencejos2

“Los científicos detectaron que los vencejos podrían llegar hasta una altura de 3600 m una pareja de vencejos puede llegar a suministrar diariamente a sus pollos unos 12.000 insectos el equivalente al peso de un adulto.”

 

Publicado en El Cárabo, Félix Rodríguez de la Fuente | Deja un comentario

¿Transmitía algo especial la voz de Félix Rodríguez de la Fuente?

1264755930628 La Cultura oral aportaba habilidades al intelecto que ahora mismo no tenemos la mayoría de los mortales. Facultades que indican un nivel intelectual del hombre primitivo mucho mayor del que habitualmente se le atribuye y muy superior al de la media actual. Así opinaba Félix Rodríguez de la Fuente que tuvo que haber sido. Y debía saber de qué hablaba, porque él era otro chamán de la palabra. El comentario que dejó sobre este tema –grabado con su voz como no podía ser de otra manera hablando de la cultura oral– son reflexiones, sacadas de su experiencia propia, de un calado que aún está, como él dice, por investigar. (Pulsa en la línea de audio).

Nos consta que él no conoció los datos que  exponemos en el capítulo 4º del primer tomo de la obra “Genesis” (pincha aquí para leerlo) en el que apuntamos a la importancia de la  Cultura oral en un pueblo primitivo de cazadores recolectores, cuyos últimos 400 supervivientes aún manejaban un vocabulario de 32.000 palabras.

 

Publicado en Félix Rodríguez de la Fuente, PaleoOratoria, PodCast Altotero, Sociedad de la Información | Etiquetado | Deja un comentario

Homenaje en Aznalcázar, Sevilla, a los pioneros en defender Doñana hace 50 años

Conferencia50aniversarioDonana

Un científico, un ecologista, un cazador y un funcionario lanzaron el 27 de marzo de 1965 en Sevilla una S.O.S. para salvar Doñana. Desde aquel día, hasta que se aprobó la ley que protegió este espacio de forma definitiva, con la reclasificación del Parque Nacional en 1979, su lucha no cejó.
Hoy, 50 años después, el Ayuntamiento de Aznalcázar, término municipal que ocupa la parte de Doñana cuya total desecación se paró con aquella lucha iniciada hace medio siglo, organiza un homenaje a esos pioneros, José Antonio Valverde, Félix Rodríguez de la Fuente, Carlos Melgarejo y Juan Aizpuru,
Félix tenía entonces 37 años y aun no era famoso. Fue llamado en marzo de 1965 por Aizpuru, ingeniero-jefe del distrito forestal de Sevilla, a los dos meses de empezar a hablar, 7 minutos cada 15 días, en la incipiente televisión española. Entre ambos, el biólogo Valverde, que tenía 39 años y llevaba 3 meses al frente de la Estación Biológica, y Melgarejo, propietario de uno de los cotos de caza de Doñana, clamaron en sus conferencias para que la marisma no se desecara, como un mes antes anunció se haría, el ministro de Agricultura, en una visita que hizo a Doñana. Oponerse en aquellos tiempos a una decisión del régimen dictatorial franquista requería valor y coraje, porque el miedo atenazaba a los españoles y las represalias podían ser grandes.
El Ayuntamiento de Aznalcázar rinde este homenaje en la Casa Forestal que frecuentaron aquellos cuatro personajes en sus andanzas por Doñana. En el acto inaugura la remodelación de este histórico edificio como centro dinamizador de desarrollo socioeconómico del municipio. En él anunciará sus planes para que la naturaleza que se conservó contribuya al bienestar de la sociedad y sea un recurso económico de primer orden para los habitantes de la zona.
Aznalcázar acoge mucha población de lince ibérico, aves acuáticas y fauna de Doñana. Su alcaldesa reclama que se indique la entrada al Parque Nacional desde la autopista a la altura de la salida que conduce a este término que ocupa gran parte del espacio protegido.
Durante el homenaje, al que se sumó la Estación Biológica de Doñana, la Fundación Félix Rodríguez de la Fuente, el Espacio Natural Doñana y los Cuadernos de la Naturaleza El Cárabo, se proyectará el documental de 16 minutos “Señores del espacio”, que presentó en el acto de Sevilla de hace 50 años, en total primicia, su autor, Félix Rodríguez de la Fuente, e impartirá una conferencia conmemorativa de las de hace 50 años, el editor de las memorias del profesor Valverde y biógrafo de Rodríguez de la Fuente, Benigno Varillas.

Publicado en Doñana Indómita, Félix Rodríguez de la Fuente | Deja un comentario

35 años desde que Félix se nos quedó en el Gran Norte

Portada del diario ABC del día que falleció Félix Rodriguez de la Fuente.

Portada del diario ABC del día que falleció Félix Rodriguez de la Fuente.

 

Hoy, 14 de marzo de 2015 se cumplen 35 años desde que Félix Rodríguez de la Fuente muriera en Alaska (EE.UU) víctima de un accidente de avioneta. El diario ABC le dedicó su segunda portada (la primera en 1964, ver abajo en este blog) fue la que le hizo entrar en TVE). En ella se reproduce una foto de Félix en el trineo de un cazador–recolector, con quien cumplió en 1979 su sueño infantil de escaparse del internado e irse a vivir al Gran Norte con el autor de libros de aventuras que leía con 12 años. Debajo, su amigo y gran ilustrador Mingote publicó su viñeta diaria, dedicándosela a Félix, y en ella, de forma premonitoria, dibujó a la loba Sibila que miraba llorando a las estrellas del cielo en busca de su gran lobo, sabiendo que su especie había perdido con él a su gran valedor.

 

Publicado en Félix Rodríguez de la Fuente | Etiquetado | Deja un comentario

Conferencia conmemorativa de las impartidas por Valverde y Félix R. de la Fuente sobre Doñana en 1965 para salvar Doñana

Conferencia50aniversarioDonana

El editor de las memorias del profesor José Antonio Valverde y biógrafo de Félix Rodríguez de la Fuente, Benigno Varillas, el Ayuntamiento de Aznalcázar y demás entidades convocantes de este acto, rinden homenaje el 27 de marzo de 2015, en la Casa Forestal de Aznalcázar, provincia de Sevilla, a los que impartieron las conferencias históricas de 1965 que iniciaron la campaña por Doñana, que culminó en su protección, con la declaración del Parque Nacional en 1969.

Var: http://www.altotero.com/2015/03/el-s-o-s-que-salvo-donana-hace-50-anos/

Se proyectará el documental de 16 minutos que aquel día presentó en total primicia Rodríguez de la Fuente, “Señores del espacio”, su primera obra cinematográfica, y se impartirá una charla con el contenido de las celebradas hace 50 años: “Doñana y el significado de la cetrería en la concienciación ecológica del hombre”.

Félix fue llamado en 1965 al Ateneo de Sevilla por el ingeniero de Montes, Aizpuru. Entre ambos, el biólogo Valverde y el cazador Melgarejo, lanzaron ese día, en cuatro conferencias, el S.O.S que salvó Doñana. Homenajeamos, pues, a José Antonio Valverde, a Félix Rodríguez de la Fuente, a Carlos Melgarejo y a Juan Aizpuru, por su implicación hace medio siglo para impedir que toda la marisma de Aznalcázar, corazón de Doñana, acabase desecada y destruida.

27 de marzo de 2015, viernes a las 19,00 horas

Conferencia de Benigno Varillas, editor de las memorias de José Antonio Valverde y biógrafo de Félix Rodríguez de la Fuente, que rememora las históricas conferencias de marzo de 1965 que iniciaron la batalla que salvó Doñana.

Lugar: Casa Forestal de Aznalcázar (en frente del Camping “Dehesa Nueva”)

Convocan: Ayuntamiento de Aznalcázar, Estación Biológica de Doñana, Fundación Félix Rodríguez de la Fuente, Espacio Natural Doñana y Cuadernos de la Naturaleza El Cárabo.

Publicado en Félix Rodríguez de la Fuente | Etiquetado | Deja un comentario

EL S.O.S. que salvó Doñana hace 50 años

VisitaMinistroDonana1965

Recorte de la página del diario ABC en la que informa de la visita del ministro de Agricultura a Doñana el 6 de marzo de 1965 para impulsar su desecación total.

Hace 50 años, recién adquirida la reserva de la Estación Biológica de Doñana y transferida su propiedad del WWF internacional al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), dependiente del ministerio de Educación, el ministro de Agricultura, Cirilo Cánovas, fue a Doñana, el 6 de marzo de 1965, y se comprometió a impulsar la desecación de Doñana.

Valverde desató todas las alarmas para impedirlo y un día antes de la llegada anunciada del Ministro,  envió un S.O.S. a Félix a través del Ingeniero Jefe de las 5ª Región de Pesca Continental y Caza que tenía en su territorio las marismas del Guadalquivir. Juan Aizpuru le comunica:

“Rápidamente, apasionadamente, angustiosamente, te escribo. Necesitamos ayuda. Intentan desecar totalmente las Marismas y el proyecto va avanzado. Hemos reaccionado Tono Valverde y yo. Y contamos contigo. Programa: Si quieres escribir

S.O.S. de Doñana en 1965

S.O.S. de Doñana en 1965

algo, donde sea, hazlo y comunícalo. Tengo preparada una conferencia tuya en Sevilla, posiblemente en el Ateneo, sobre cetrería”.

A esas alturas Félix había intervenido en menos de una docena de programas de ‘Fin de Semana’. Sumaban apenas unas horas ante la cámara, pero todo quien le había visto en acción por la pequeña pantalla, aunque fuera un minuto, se daba cuenta que era una bomba como comunicador. Valverde  buscó la ayuda de su amigo de juventud para impedir la destrucción definitiva del paraíso natural al que se había consagrado.

Rodríguez de la Fuente contesta a vuelta de correo:

falix_10_800x600“Inmediatamente me pongo a tu entera disposición para defender la integridad biológica de las Marismas. Puedo desarrollar el siguiente plan: 1) En mi próxima charla de Televisión dedicaré todo el espacio a defender las Marismas. Para ello necesito buenas fotografías y datos concretos: tanto en lo que se refiere a la riqueza de la fauna como a las características y móviles del proyecto de desecación. 2) Escribiré un artículo en ABC tan pronto como reciba vuestros datos. 3) Con mucho gusto iré a Sevilla para pronunciar una conferencia –mitad cetrería, mitad exaltación de la fauna ibérica–. Llevaré una magnífica película documental en color, 35 mm, que acabo de terminar. Se titula “Señores del Espacio” y describe la vida del halcón peregrino y del azor en estado salvaje; dura veinte minutos. Me atrevo a adelantarte que tanto por su contenido, texto, música y cuidada realización, constituirá un acontecimiento (pensamos llevarla al festival de Cannes). Necesito, pues, un buen proyector o pronunciar la conferencia en una sala de cine. Puedo realizar el viaje en cualquier momento a partir del día 15 de marzo. Y creo que no debemos perder tiempo. 4) Comienzo ya a escribir a los mejores halconeros del mundo para organizar las II jornadas internacionales de cetrería, en Sevilla. Creo sinceramente que será un éxito rotundo. Espero, pues, tus inmediatas noticias, ardiendo en deseos de poner mi granito de arena para salvar las Marismas”.

Publicado en Félix Rodríguez de la Fuente, Pioneros | Etiquetado , , , | Deja un comentario

El último discurso que pronunció Félix Rodríguez de la Fuente hoy hace 35 años

El Rey Juan Carlos I saluda a Félix R. de la Fuente. El entonces Príncipe de Asturias fue en 1969-80 el Presidente de ADENA-WWF y Félix el Vicepresidente.

La idea de la necesidad de un cambio ideológico a nivel planetario fue el discurso más importante que pronunció Félix Rodríguez de la Fuente,  y el último, ya que moriría en un accidente 9 días más tarde.

Fue el 5 de marzo de 1980, hace hoy 35 años. El acto estaba presidido por sus Majestades los Reyes de España, el presidente del Gobierno, Adolfo Suárez; los ministros de Obras Públicas y Urbanismo, Asuntos Exteriores, Educación, Presidencia y Universidades e Investigación, el alcalde de Madrid, el director general del WWF y los altos cargos de la Administración española relacionados con el medio ambiente y la Naturaleza. Entre el público, mucha gente importante. Prestigiosos científicos y académicos, altos cargos y técnicos relacionados con la naturaleza, representantes parlamentarios de los principales partidos políticos, destacados representantes de las finanzas, el mundo empresarial, intelectuales y periodistas, entre los que se encontraba el que esto firma y cuya crónica de aquel acto, que se puede leer pulsando el enlace anterior, fue la única  que he encontrado en Internet. Si alguien tiene referencias de aquel acto, y en particular el discurso de Félix, que tuvo que quedar grabado por los equipos de TVE y RNE, se agradecería.

El inmenso salón de actos del Centro Cultural de la Villa, en la madrileña plaza de Colón. estaba repleto. Se escenificaba con solemnidad un acto que Naciones Unidas, varios gobiernos, así como sus promotores, el WWF, la UICN y el PNUMA, habían puesto empeño en que no pasara desapercibido: la presentación de la ‘Estrategia Mundial para la Conservación’ de la UICN, el PNUMA y el WWF.

Un documento apoyado desde los Estados Unidos de Jimmy Carter a la India de Indira Gandhi pasando por los gobiernos de los 30 países más importantes de la Tierra. La carpeta con el informe (en PDF al final de esta entrada) había sido impresa en los tres idiomas principales de los cónclaves internacionales, inglés, francés y español

Una Estrategia elaborada por 700 científicos y expertos de más de cien países durante un período de dos años. Era la respuesta internacional a la hoja de ruta solicitada por los gobiernos que se reunieron en 1972 en la primera Conferencia Mundial de Medio Ambiente de Naciones Unidas, celebrada en Estocolmo. Allí se inició el camino que 20 años después llevó a la conferencia de Río, en la que se consolidó el proceso.

Fue una conferencia brillante. El contenido de la estrategia aportaba un mensaje trascendente. La degradación de la naturaleza en el mundo no se puede arreglar si no se modifica el modelo de desarrollo. Se pedía que lo mismo que los conservacionistas planteaban un cambio de paradigma con aquella estrategia, el resto de políticas, como la lucha contra la pobreza, la dignificación de la mujer, las de producción y consumo de energía, infraestructuras o expansión industrial, promovieran estrategias similares.

Más en:

 

Publicado en Félix Rodríguez de la Fuente | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Una real en el busto pétreo de Poza de la Sal

Águila real en la peña del Castellar, Poza de la Sal.

Águila real en la peña del Castellar, Poza de la Sal.

Soy incrédulo por naturaleza. Así que no hice caso a la foto de una peña en el alto del Castellar de Poza de la Sal que me pasó en su día Carlos Vallecillo, y que le habían enviado a ADENA unos venerables amigos de infancia de Félix Rodríguez de la Fuente, que decían ver en ella el perfil del amigo de los animales y pretendieron hacer de ella la escultura de un busto monumental.

Este mes de marzo de 2015, Félix cumpliría 87 años, como me recordó ayer su amigo Poli en Poza de la Sal, cuando pasé a visitarle y le encontré ya en casa, tras haber cumplido su cita diaria con la partida en el bar del pueblo, con los de su quinta.

Pero hoy, al irme del pueblo, paré en la fuente de la carretera a la altura del Castellar y… en el alto de la peña estaba posada esta águila real de la foto. Es la segunda vez que la veo allí posada, la otra vez, la primavera pasada. Sigo sin creer en nada. Pero ya es una bonita casualidad que una real vele guardia en el alto de esa peña, aguantando estoicamente los copos de nieve que caían esta mañana.

y en Vídeo: https://vimeo.com/120477756

El Aguila real guardiana de la peña El Castellar de Poza de la Sal.

El Aguila real guardiana de la peña El Castellar de Poza de la Sal.

Publicado en Félix Rodríguez de la Fuente | Etiquetado | Deja un comentario

En 1960 Félix en solitario alzó valiente su voz contra la política de extinción de depredadores

Recorte de la pagina de ABC donde FRF se manifiesta en 1960 contra la extinción de la fauna

Recorte de la pagina de ABC donde FRF se manifiesta en 1960 contra la extinción de la fauna

El 11 de agosto de 1953, el Boletín Oficial del Estado publicó un decreto del Ministerio de Agricultura, firmado por Franco, sentenciando a muerte a la fauna salvaje:

“A propuesta del Ministro de Agricultura y previa deliberación del Consejo de Ministros, dispongo: Se podrá declarar obligatoria la constitución en cada provincia de Juntas de Extinción de Animales Dañinos y Protección a la Caza. (…) Son sus competencias: Procurar el suministro y distribución de venenos, lazos y demás medios de extinción. Premiar a los alimañeros y a cuantos demuestren de modo fehaciente su aportación en la lucha contra los animales dañinos”.

Se consagraba así oficialmente y se redoblaba la persecución contra la vida salvaje. Alimañeros, cazadores y ganaderos aplicaron a la fauna carnívora española la “solución final” ideada por los encargados de gestionar los Montes. La orden era extinguirla toda. Cientos de miles de rapaces, mamíferos carnívoros, córvidos y reptiles murieron. Fue una orgía de sangre en la que las cabezas y garras de 656.000 animales fueron llevadas a los puestos habilitados para ello en los organismos públicos, donde se cobraba la prima que se pagaba al que demostrara haber matado alguno de los animales condenados a muerte. Muchos murieron sin que sus cuerpos fueran encontrados jamás, transformando la cadena trófica en una cadena de envenenamientos.

FolletoSNPFCEn 1955 se presentaron en las oficinas de la Juntas de Extinción 1.067 rapaces para cobrar la prima por su muerte. En 1956, fueron 2.595. En 1957, 3.132. A saber lo que habría englobado “en otras especies” que sumaron ese año 108.556 animales, y en la que no entraban los que sí se diferenciaban, como 231 lobos y otros 8.000 mamíferos carnívoros, ni los córvidos y reptiles, contabilizados aparte. En 1958, el Estado pagó por 3.432 aves de presa. En 1959 fueron 5.008. De 1954 a 1961 se pagaron primas por 134 linces ibéricos aniquilados en cepos. La muerte de la fauna se anunciaba en la prensa como una nueva cruzada:

Alimañas10021960APero esta última información del 10 de febrero de 1960, donde aparece la noticia: “Toledo recompensa a los cazadores de alimañas” tuvo réplica. Por primera vez el dislate de las ‘Juntas de Extinción’ tuvo un disidente. Aquella noticia no tuvo el silencio acostumbrado del miedo, imperante en el franquismo, cuando nadie se atrevía a contestar el poder de la dictadura, dando total  impunidad a los matones. El 3 de marzo de 1960, un entonces totalmente desconocido por el público Félix Rodríguez de la Fuente, con 32 años de edad, alzó la voz y condenó el hecho con una réplica en el ABC:

“Me creo en la obligación de salir al paso de esta destrucción sistemática, que, de seguir adelante, será catastrófica. (…) Es tan acendrado el odio –tal vez oscura represalia– del campesino hacia las aves rapaces, que gran parte de los halcones adiestrados que perdemos los cetreros, mueren a sus manos. (…) ¿Qué pensaría usted, señor director del ABC, si supiera que todas estas matanzas son contraproducentes, que se ha demostrado científicamente que las aves de presa, por contribuir a la selección natural, son la mejor salvaguardia para la conservación de las especies cinegéticas? (…) No alteremos el equilibrio natural. La más exigente de las aves de presa apenas si destruye en un año algunas docenas de perdices. Es el exiguo tributo que nos pide a cambio del placer que nos proporciona disfrutar de su majestuosa presencia. Sin embargo, ¡a cuántos les parece demasiado caro! Quizá a los mismos que se enorgullecen de matar en un solo ojeo centenares de perdices o conejos. Sinceramente, me parece desproporcionado. (…) Hora es ya de poner freno a nuestros trasnochados e ignorantes procedimientos. (…)”

El texto completo puede verse en los siguientes enlaces:

La carta causó revuelo. Los ingenieros del ministerio de Agricultura y los cazadores pusieron el grito en el cielo contra quien se atrevía a defender las alimañas en público, llevando la contraria a un decreto de Franco.

AgacinoAdemás de este hecho estaba el de su situación personal en aquel momento, en el que tenía mucho que perder pronunciándose en público con lo que pensaba. En 1959, el Plan de Estabilización de la economía española envió al paro y a la emigración a millones de personas. En esa dificil coyuntura, Félix decidió en diciembre de 1959 abandonar la profesión de dentista para dedicarse a la cetrería, instalándose en las halconeras construídas en 1956 en el Centro de Zoología que los ingenieros de Montes del Ministerio de Agricultura tenían en la Casa de Campo de Madrid. Atacar la política de aquellos a quienes pedía apoyo para sus planes cetreros da doble valor a esta primera entrada en escena de Félix en la sociedad española. Años después lograría la proeza histórica de que las aves de presa fueran oficialmente protegidas.

Reproducción de un recuadro del informe:  http-www.signatus.orgdocslas_juntas_de_extincion_y_los_lobos_carlos_paulos_rey

Reproducción de un recuadro del informe:
http-www.signatus.orgdocslas_juntas_de_extincion_y_los_lobos_carlos_paulos_rey

Publicado en Félix Rodríguez de la Fuente | Deja un comentario